Cómo proteger tu empresa de ciberataques

Todas las empresas generan documentos que contienen datos con información confidencial que requieren la seguridad y la tranquilidad de que están protegidos adecuadamente y siguen las normativas vigentes sobre protección de datos.

Ya que los datos coexisten en un ambiente físico y digital, la RGPD exige a las organizaciones que protejan la seguridad de los datos. Garantizar en todos los ámbitos la protección de estos datos es una obligación y una prioridad para las empresas.

El robo de datos puede suponerle a tu empresa posibles demandas y multas como consecuencia de la violación de legislaciones de protección de datos, pudiendo resultar en enormes pérdidas financieras y daños en la reputación.

“El coste medio de un ataque de ciberseguridad empresarial en España supera los 7 millones de euros, y los daños reputacionales pueden ser irreversibles”. Fuente: www.r2sc.com

Implantar ciberseguridad en tu empresa

La gestión de la seguridad de la red es una tarea imprescindible y compleja, pero a menudo complicada para las empresas.

Cuando nuestros sistemas informáticos encargados de guardar los datos de una empresa son vulnerados, perdemos la confianza de nuestros clientes y nuestro negocio se ve comprometido. Por este motivo, las empresas están obligadas a garantizar un resguardo óptimo de la información.

Si eres dueño de una gran plataforma internacional o de una Pymes, estas en la obligación de disminuir los niveles de vulnerabilidad de tus sistemas.

Algunas de las medidas que las empresas deben tomar para evitar este tipo de ataques son:

  • Refuerzo de los sistemas de la información y protección del entorno tecnológico.
  • Disminución del impacto antes una posible pérdida de información.
  • Optimizar los tiempos de respuesta y recuperación ante incidentes.
  • Detectar las posibles fugas de información  e implementar barreras de protección.
  • Formar a los trabajadores en materia de la seguridad informática.

Para la mayoría de las empresas, por falta de tiempo o de su estructura organizativa, no pueden hacer frente por si solas a este tipo de acciones, por eso, la opción de subcontratar una empresa experta en materia de ciberseguridad, se ha convertido en una valiosa opción.

Principales amenazas

Los ataques phishing son junto a los ransomware los que más han crecido en los últimos tiempo. Mediante el uso de ingeniería social, los atacantes adquieren de forma fraudulenta información personal y confidencial de la víctima, como contraseñas o datos bancarios.

Utilizan comunicados aparentemente oficiales por medio del e-mail, mensajes instantáneos o llamadas telefónicas, exigiendo en muchos casos el pago de una elevada cantidad de dinero para su recuperación.

¿Qué hacer si detectas una brecha de seguridad en tu organización?

Las brechas de seguridad se gestionan registrándolas, documentándolas al detalle, respondiendo ante ellas,  y por supuesto tomando medidas para que no vuelva a suceder.

Habrá que determinar el origen de la brecha, la cantidad y el tipo de datos que han sido afectados y sus posibles impactos, para intervenir lo antes posible.

El responsable del tratamiento de datos debe notificar a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) el ataque en un plazo máximo de 72 horas de haber tenido constancia del ataque.

Datos relevantes de ciberataques en 2020

Con la pandemia del COVID19 y el considerable aumento del teletrabajo, ha habido una subida considerable de este tipo de delitos. Tanto es así, que a lo largo de 2020 se notificaron a través de la Agencia Española de Protección de Datos unas 1.370 brechas de seguridad.

El comercio minorista, la sanidad y la administración pública son los sectores más atacados y se enfrentan a un creciente  volumen de ransomware.

Vueling, Tesla, La bolsa de Nueva Zelanda, Grupo Decathlon o Mapfre son algunos ejemplos de empresas que han sido atacadas en 2020.

Si necesitas más información o quieres hacer alguna consulta, ponte en contacto con nosotros a través de info@dolbuck.net o llamando al 900 52 52 45.